lunes, 6 de febrero de 2017

Comportamiento político-administrativo: predictibilidad y control (y 4)




En suma nos encontramos con un problema  complejo pues la corrupción además de las causas de siempre se unen otras nuevas, pues podría decirte que  la Administración Pública dejara de ser un botín, con sus cesantías y su sistema de  despojos, su patrimonialización, su politización y demás prebendas feudales, cuando el ciudadano sea libre para elegir su trabajo y no tener que someterse al señor feudal de segundo escalón, sometido a la vez al del primero.

Para mí son de una extraordinaria relevancia las objeciones científicas que se exponen a continuación con dos afirmaciones insuperables sobre la disonancia cognoscitiva que supone la confrontación entre teoría y praxis;



 (…) estamos muy lejos de una Ciencia de la Administración Pública, ninguna es posible a no ser que el lugar  de los valores normativos ha de ser aclarado y la naturaleza del ser humano en el área de Administración Pública  ha de ser mejor comprendida y su conducta más predecible. Además de ser precisos los estudios comparados a fin de  encontrar principios y generalidades que trasciendan las fronteras (…) [Dahl, 1947].



 (…) La cuestión más grande para mí es entender cómo es que existimos en este laberinto de dicotomías, de diferencias, de incompatibilidades que bifurcan nuestro mundo de acción e ideas. Por ejemplo, cómo podemos operar con 1) la dicotomía entre valores y hechos, 2) la dicotomía entre política y administración, 3) la dicotomía entre teoría y práctica. ¿Qué hacemos? ¿Estamos en un estado continuo de disonancia cognoscitiva? (…) [O’kelley, 1977].



No hace mucho en el foro Researchgate sobre Public Administration, presenté este proyecto a debate “Is possible a general Theory about Public Administration?” . La primera de las respuestas, procedente de la Bellevue University de EEUU  decía al respecto


(…)During my own career, I've rotated between academic and professional organizations. My own dissertation was a formal test of long held normative 'theories' and I found them to be, to quote Simon 'proverbs'. The difficulty arises from several fonts, in my opinion. First, most of our peers have little or no actual experience. Second, much of public policy and administration 'theory' is not grounded in reality. In other words, it is not the result of observation and hypothesis testing. Third, current 'theory' arises from the Reform Era in the US. The principal rationale, although mostly unspoken, was the reduction of democracy. While the 'spoils system' the reforms largely replaced had many faults, the result is that most of current 'theory' amounts to hagiography, making it useless for practical purposes. Periodically one sees journal articles bemoaning the 'theory-practice' gap, usually written by people near the end of their careers. However, the academic consensus inhibits, or precludes, any serious examiniation of the problems because peer reviewed journals will not publish such work. As a result, public policy and administration 'theory' is not useful except as a legitimization rational (…).



Muy a bote pronto ahora solo podría afirmarse que la propuesta de Dror sobre el perfil a seleccionar tiene que esperar, pero no obviarse totalmente a pesar de algunas objeciones para el neoconductismo. Y de otra parte hay que usar remedios tecnológicos para controlar y hacer más predictible el comportamiento, pero con la mirada de que sería un fracaso que la solución final estuviera en la sustitución del político-administrador  por la máquina.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada