lunes, 13 de marzo de 2017

Administración Pública y Gobernabilidad: Teoría de lo Público, Valor público y Confianza básica (y 3)

Una lectura sistemática ubicaría la propuesta de Moore  dentro de la etapa de la NPM, si bien coincidente con  las propuestas de segunda generación, en las que la eficiencia y el control presupuestario no es lo más importante o lo único que hacer. Se trata desde luego de una estrategia gerencialista  pero específica para lo público, lo que de suyo ya tiene de valor añadido, aunque solo sea por la superación de la memez y el papanatisno de imitar lo que no es útil, aplicar isomorfismos inacoplables, desatender las contingencias, por quien sumido en ideologías `pret a porter’, obvia el qué ni el cómo de lo público.
De otra parte  visto el marco teórico sobre el  ‘Valor Público’ este debe  centrarse  en la capacidad de los Gobiernos para que sus Administraciones  orienten su trabajo hacia lo que más le importa a la gente  y con sus preferencias.  El resultado de esta situación es mejorar la calidad de vida, ser más efectivos en la provisión de servicios públicos y sobre todo, contar con una mejor capacidad de respuesta. Se produciría más valor público si se genera un buen nivel de vida y oportunidades y garantías  en el su  acceso universal.
 Un indicador de valor público (IVP) es  el Índice de Desarrollo Humano –IDH-   elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.  Tres parámetros vienen  a  configurarlo;  1) el nivel de ingresos por persona;  2) el nivel educativo y 3) la esperanza de vida actual.  Es posible calcular el desarrollo del valor público en cada país - “Índice de Efectividad de Valor Público” (IEVP)- y así valorar periódicamente la calidad de sus políticas como sostiene Hintze.
Pero a mi juicio  este valor debe transcender la materialidad de los bienes y servicios y debe  relacionarse con otra aspiración en el modelo de bienestar, cual es  el mantenimiento de la ‘confianza básica’. Es éste un  término de psicología social  -  deudor de Eriksson en el área de infancia y sociedad - , para referirse al bienestar que produce la tranquilidad de confiar en que no va a pasar nada grave  en sus vidas. Su pérdida  supone en  general un estado de  ansiedad  y temor colectivo de carácter anticipatorio  (vg. terrorismo, catástrofes...) Supone tanto la capacidad que tienen las personas para confiar en sí mismos y eventualmente en los demás. La confianza básica de la colectividad  en la Administración Pública  depende en gran medida del respeto por los valores y principios fundamentales tanto por la comunidad de Gobierno como por la propia  sociedad, que procura entenderse a sí misma y respetar los derechos de sus miembros. Hay buena gobernabilidad si la sociedad piensa que los poderes públicos minimizan los riesgos de toda suerte en la vida ordinaria  o garantizan el pronto restablecimiento del orden o status quo en los casos extraordinarios.
La gran prueba para un gobierno democrático es si su ciudadanía prefiere los servicios públicos  o los privados, y saber por qué. Es sabido, pro ejemplo,  que la ciudadanía finesa en su totalidad prefiere la educación pública a la privada, y no es porque sea gratis o más barata. Que sea eficaz por su contenido y medios, inclusiva, ajena a las intromisiones ideológicas, correlacionada con otras políticas sociales sobre la familia, etc. parece que constituye un acervo plausible universalmente.
La gobernabilidad de hoy se plantea como reto general  mantener los índices de valor público y los niveles de confianza básica de la ciudadanía propios del welfare state en un contexto en el que hábitat ha mutado.
La NPM en este sentido o no ha podido, no ha querido o no ha sabido mejorar el estatus y menos aún hacer gala de uno de sus eslóganes, ‘ hacer más y mejor  con menos’. Casi el paradigma que nos ha legado sea el de  ‘hacer menos y peor’ y la lección la de que ‘los políticos lo hacen pero que los funcionarios’. Ya hemos tenido ocasión de afirmar que en términos generales la NPM ha sido calificada de fracaso, no obstante algunas buenas propuestas. Entre ellas debemos considerar la del valor público y desarrollarla teórica y empíricamente en el paradigma dominante  Europeo de ‘Estado neoweberiano’,en virtud de al menos dos de  sus grandes características ;  Reafirmación del rol  del Estado como el principal facilitador de soluciones a los nuevos problemas de la globalización, el cambio tecnológico, los cambios demográficos y la amenaza al medio ambiente; … y  preservación de la idea del  servicio público con un estatuto particular, sobre su cultura y condiciones.

Cfr.
Conejero Paz, E. (2014). “Valor Público: una aproximación conceptual”, 3C Empresa vol.3 – 1.
Frederickson,H.G (1991).   “Teoría del público para la Administración Pública”, Administration & Society,.22- 4.
Hintze, O.  ¿Es posible medir el valor público? Biblioteca Virtual TOP sobre Gestión Pública.
 Moore, M.H. (1995). Creating Public Value: Strategic Management in Government, Harvard University Press.
Pinazo Hernandis, J. (2007). Neoinstitucionalismo  estratégico y gobernabilidad: un enfoque sistémico y prospectivo para políticas de  gestión pública en América Latina, Univ. Alicante. 

Administración Pública y Gobernabilidad: Teoría de lo Público,Valor público y Confianza básica (2)

En la obra originaria Creando Valor Público, Moore  desarrolla el concepto de Triángulo estratégico - idea originaria  de Kenichi Ohmae, para el mundo empresarial -  cuyo  primer vértice tiene qué ver con la definición explícita del valor público que cada área del Gobierno puede crear. Se trata no sólo de cumplir con las responsabilidades específicas de cada oficina, sino también de promover políticas públicas innovadoras con un valor agregado. El segundo vértice  tiene qué ver con la legitimidad política y las fuentes que servirían para apoyar administrativa y presupuestalmente tales iniciativas. Y el tercer vértice se refiere a la capacidad interna, a la organización de los recursos necesarios para sacar adelante las propuestas.
Supone una orientación permanente hacia la calidad y efectividad del servicio, creando culturas organizacionales dirigidas a la creación de valor en la que hay cinco tareas críticas; promoción emprendedora, gestión del desarrollo de la política, negociación, deliberación pública y liderazgo y marketing público.
Implica superar el papel tecnocrático de los administradores públicos para transformarlos en verdaderos estrategas, dedicados a buscar oportunidades de valor público con una visión capaz de;   juicio sobre lo que tiene valor y es eficaz;  un buen  diagnóstico de las expectativas políticas;  cálculo de lo que es operativamente factible.
 Aquí es el   liderazgo ejecutivo y no  el  diseño organizacional, el eje del éxito, un liderazgo agencial comprometido con el mandato político. El mandatario deberá conciliar la libertad gerencial con un control e intervención  superior.

Administración Pública y Gobernabilidad:Teoría de lo Público,Valor público y Confianza básica (1)

En entrada ‘Lo Público y la Administración Pública’‘ de 27 de septiembre de 2016, dimos cuenta  de la importancia para la Ciencia de la Administración  de la necesidad,  según  Frederickson,  de una  'teoría del público para la Administración Pública', ante la falta general de un concepto. Como las diversas opciones analizadas (los grupos de interés, consumidor, parlamento-gobierno, cliente, ciudadano), no resultaban  satisfactorias por sí solas, el citado autor se inclinaba por una teoría en la que concurrieran estos requisitos;  basarse  en la constitución; en la idea de un ciudadano virtuoso;  capacidad del sistema de responder a todas los intereses;   un servicio público benevolente con el ciudadano.
El trabajo fue publicado en Administration & Society vol.22- 4,  1991 y cuatro años más tarde obtuvo  carta de naturaleza la idea de ‘valor público’, como  enfoque relacionado con la acción de las organizaciones públicas  o las instituciones del gobierno propiamente. Oportuna idea las de valor público al estar focalizado hoy en dia en el objeto de estudio de la Administración Pública sobre sus productos y su relación con el cómo gestionar lo público, en suma , lo que constituye el locus y el focus  de las políticas públicas.
Fue Mark Moore quién introdujo el enfoque de valor público en 1995 con el objetivo de fijar un razonamiento práctico y guía para el gestor público, superadora del enfoque tradicional.  La propuesta de la obra Creating Public Value,(ed. española Gestión Estratégica y Creación de valor en el Sector público,1998),consiste en que los recursos públicos deben ser utilizados para incrementar el valor existente, de la misma forma que sucede  en el sector privado (valor añadido). Supone generar el máximo valor posible para la ciudadanía con los recursos financieros, humanos, físicos y tecnológicos existentes en la institución.  
Máximo valor que desde la imaginación gerencial debe y puede obtenerse para asegurar  la eficacia  de los propósitos políticos y, a la par, obtener la  máxima  eficiencia. Consiguientemente  la propuesta va más allá de los impactos monetarios al  incluir los beneficios sociales para la ciudadanía, lo que conlleva un enfoque integral para la gestión pública y  la mejora continua en los servicios públicos .
Igualmente la propuesta conecta con una Administración Pública más democrática pues  - Kelly y Muers -  este valor es definido en última instancia por la ciudadanía, la cual se  expresa por diferentes medios y mediante las decisiones de los políticos elegidos, y estos deben saber qué es aquello que el público valora y cuáles son  las preferencias de la sociedad . Por lo tanto será en la negociación, deliberación y en el acuerdo político donde las sociedades democráticas establezcan acuerdos sobre lo más valioso para la sociedad en su conjunto.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Una teoría crítica de la dirección política de la Administración Pública

El 24 y el 25 de noviembre de 2016, fruto de la colaboración entre la Asociación Valenciana de Politología (AVAPOL) y la Universidad CEU Cardenal Herrera, se celebró en el Palacio de Colomina de la ciudad de Valencia el II Congreso Internacional sobre Calidad Democrática, Buen Gobierno y Lucha contra la Corrupción. En tal acto académico tuve ocasión de presentar una ponencia sobre  “Una teoría crítica de la dirección política de la Administración Pública” la cual forma parte de la obra colectiva  Radiografiando la Democracia: Un estudio sobre corrupción, buen gobierno y calidad democrática,(Coords J. Marco y M. Pérez)  publicada esta semana por Avapol y disponible en este link https://drive.google.com/file/d/0B7v5dggOIJF_UVEtaHJ1OXY4YWc/view
El resumen del enfoque y contenida  de mi aportación es el que sigue;


No se cambia la sociedad por Decreto, es el título de  una obra de Crozier de finales de los ’70, y en ella el sociólogo de las organizaciones neoestructuralista nos da cuenta avisa del papel  que puede jugar la Administración Pública  en los cambios sociales. Reflexiones que merecen ser todavía consideradas, a los efectos de considerar si estamos en  tiempos que hagan posible  un cambio radical en la manera de dirigir políticamente la Administración Pública, ya que sigue siendo normativo  en nuestro sistema político-administrativo (Artículo,9,23, 103,131 CE)el respeto a la ley, la eficacia eficiencia, imparcialidad, objetividad, …

Cabe plantearse, al menos con un mero propósito descriptivo, la multitud de contradicciones entre las posiciones normativas y cualquier teoría inductiva desde la praxis de ayer y de hoy. 
La pérdida de confianza en los gobiernos como dirección de los intereses públicos es un signo de los tiempos y la búsqueda de su recuperación es uno de los paradigmas de reflexión actual en Administración Pública.
Los retos del Cross Modern exigen una dirección estratégica de la Administración Pública como nunca ha sido necesario, si bien  todas las oportunas propuestas al respecto reclaman una revisión  crítica de los presupuestos teoréticos de una teoría  democrática de la Administración Pública, entre ellos,  de especial validez el que puede resultar de un  análisis  en términos de racionalidad instrumental burocrática  de medios a fines.

Contenido que se sistematiza según el siguiente esquema

1.- Historia, pensamiento y Ciencia administrativa
1.1 Cuatrocientas dieciocho palabras que cambiaron la Política y la Administración
1.- Historia, pensamiento y Ciencia administrativa
1.1 Cuatrocientas dieciocho palabras que cambiaron la Política y la Administración
1.2 El botín de la Administración Pública
1.3 La Administración Pública actual y el Cross Modern
2.- Una teoría normativa sobre dirección de la Administración
2.1 Racionalidad instrumental entre política y burocracia 
2.2 Normatividad sobre dirección y liderazgo político
3. Otra teoría, ahora sobre la decisión pública: Más política  que conocimiento
3.1 Las políticas públicas: más músculo que cerebro
3.2 Del conocimiento ‘de’ al conocimiento ‘en’
3.3 El triunfo anti sinóptico
4.- Una teoría inductiva sobre la praxis de ayer y hoy
4.1 Restricciones en el comportamiento organizativo y/o directivo-político
4.2 Disminución de la confianza en los gobiernos
5.- Epílogo: Comienzo de algo nuevo y epitafio para lo viejo
5.1 Revisión de la teoría política de la Administración Pública
5.2 No se cambia la lógica de la dirección política por decreto

El resto de las aportaciones de la obra colectiva quedan disponibles en el link preindicado así como en el lateral derecho de este  blog . Son en total 28 agrupadas en tres bloques sobre  'Lucha contra la corrupción'; 'El gobierno abierto' ;y 'La calidad democrática'.


jueves, 16 de febrero de 2017

El efecto mateo de las políticas sociales y el  rescate de personas


 Entre el año 2000 y 2009, nuestro país recibió a la mitad de todos los inmigrantes de la unión europea, los cuales se ocuparon principalmente en los  trabajos menos cualificados como el de la construcción.  La crisis de la burbuja inmobiliaria y la subsiguiente  financiera  destruyó tres millones de empleos, de nacionales e inmigrantes. Las consecuencias han sido y son  el  aumento de la pobreza en España y una  brecha entre los más ricos y los más pobres que es la más alta de toda Europa. En poco tiempo hemos pasado, mayoritariamente, de  no ser ricos a ser mas pobres, no obstante los datos macroeconómicos y la bonanza de algunos, sus coadyuvantes además de los familiares y amigos.
Estrechamente relacionado, según la casa caridad, la pobreza en valencia que afecta a personas en situación de exclusión social se está haciendo crónica, ya que el 65% de los atendidos por esta entidad benéfica llevan más de un año acudiendo a su comedor social. Esa pobreza genera rechazo social hacia las personas necesitadas, por lo que el bucle pobreza-exclusión se retroalimenta, siendo cada vez más difícil la integración (jóvenes extranjeros) o la vuelta al estatus anterior (mayores de 55 años).
Esta situación debe ser un acicate para aquellos que piensan que es mejor rescatar – suponemos que con el dinero público - personas que bancos. Acicate que también debió ser en su momento para los que les preocupa mucho la cuestión de la familia integrada, y parece que se han ocupado especialmente del bienestar de sus familiares y próximos.
El efecto Mateo (por la cita evangélica de Mateo 13:12) significa  que siempre  - mejor decir la regla general - es  que “el rico se hace más rico y el pobre se hace más pobre”. Acuñado el término por el sociólogo  R. K. Merton   1968 en  la revista Science,  en el contexto de la calidad de la producción científica, su uso se ha ido extendiendo  a las disciplinas como la economía, la psicología y la educación.
Con posterioridad H. Deleeck (1978) utilizó el sentido del efecto Mateo para referirse  al conjunto de mecanismos que actúan en la sociedad de manera que las clases superiores tienen tendencia a obtener más provecho de los beneficios de la Política Social que las clases sociales inferiores. Su aplicación  significan que los programas sociales terminan beneficiando a los ricos –especialmente a las clases medias  y no a sus verdaderos destinatarios, los pobres y excluidos por ello.   Ello se observa a las subpolíticas de salud, educación trabajo, vivienda, asistencia y servicios sociales.
La paradoja se justifica en lo siguiente:
1) La Política Social se diseña, tanto en sus objetivos como en sus medios, por los grupos sociales dominantes y por su  concepción de la sociedad y valores subyacentes.
2) El lenguaje en que son establecidos los derechos sociales e individuales es incomprensible para los ciudadanos pertenecientes a los estratos más bajos de la población, porque corresponde al de la clase dominante.
3) Los requisitos para disfrutar de las políticas concretas no son ni percibidos ni entendidos por las clases excluidas, necesitando de un interlocutor (asistentes sociales, párrocos, familiares, …) y todavía más en los extranjeros.
4) Los bienes y servicios que conllevan esas políticas también son inalcanzables por esos colectivos, por diversas razones (lejanía, dinero, salud, ignorancia,…)
5) Las personas de los estratos socioeconómicos más bajos no tienen capacidad de organización  para defender sus verdaderos intereses y derechos, otrosí de que son vulnerables a la manipulación de todo tipo (delincuencia,mafias,sectas, políticos, desaprensivos,… religiosas  cuando lo hacen, se organizan muy mal o son manipulados por otros que los movilizan para utilizarlos y obtener beneficios. (vg. http://www.publico.es/sociedad/refugiados-video-union-europea-quiere.html)
Quienes  políticamente – siempre plausible - quieran rescatar personas con nombre y rostro concreto tienen que diseñar políticas efectivas que eviten lo posible las disfuncionalidades del efecto mateo. Máxime  cuando ha sido la propia política la que genera nueva o mayor pobreza. Llevamos un tiempo ya muy largo de  política errática en el modelo  económico, la inmigración, los refugiados, las guerras, el medio ambiente, la alimentación, que han hecho crecer la pobreza.

lunes, 6 de febrero de 2017

Comportamiento político-administrativo: predictibilidad y control (y 4)




En suma nos encontramos con un problema  complejo pues la corrupción además de las causas de siempre se unen otras nuevas, pues podría decirte que  la Administración Pública dejara de ser un botín, con sus cesantías y su sistema de  despojos, su patrimonialización, su politización y demás prebendas feudales, cuando el ciudadano sea libre para elegir su trabajo y no tener que someterse al señor feudal de segundo escalón, sometido a la vez al del primero.

Para mí son de una extraordinaria relevancia las objeciones científicas que se exponen a continuación con dos afirmaciones insuperables sobre la disonancia cognoscitiva que supone la confrontación entre teoría y praxis;



 (…) estamos muy lejos de una Ciencia de la Administración Pública, ninguna es posible a no ser que el lugar  de los valores normativos ha de ser aclarado y la naturaleza del ser humano en el área de Administración Pública  ha de ser mejor comprendida y su conducta más predecible. Además de ser precisos los estudios comparados a fin de  encontrar principios y generalidades que trasciendan las fronteras (…) [Dahl, 1947].



 (…) La cuestión más grande para mí es entender cómo es que existimos en este laberinto de dicotomías, de diferencias, de incompatibilidades que bifurcan nuestro mundo de acción e ideas. Por ejemplo, cómo podemos operar con 1) la dicotomía entre valores y hechos, 2) la dicotomía entre política y administración, 3) la dicotomía entre teoría y práctica. ¿Qué hacemos? ¿Estamos en un estado continuo de disonancia cognoscitiva? (…) [O’kelley, 1977].



No hace mucho en el foro Researchgate sobre Public Administration, presenté este proyecto a debate “Is possible a general Theory about Public Administration?” . La primera de las respuestas, procedente de la Bellevue University de EEUU  decía al respecto


(…)During my own career, I've rotated between academic and professional organizations. My own dissertation was a formal test of long held normative 'theories' and I found them to be, to quote Simon 'proverbs'. The difficulty arises from several fonts, in my opinion. First, most of our peers have little or no actual experience. Second, much of public policy and administration 'theory' is not grounded in reality. In other words, it is not the result of observation and hypothesis testing. Third, current 'theory' arises from the Reform Era in the US. The principal rationale, although mostly unspoken, was the reduction of democracy. While the 'spoils system' the reforms largely replaced had many faults, the result is that most of current 'theory' amounts to hagiography, making it useless for practical purposes. Periodically one sees journal articles bemoaning the 'theory-practice' gap, usually written by people near the end of their careers. However, the academic consensus inhibits, or precludes, any serious examiniation of the problems because peer reviewed journals will not publish such work. As a result, public policy and administration 'theory' is not useful except as a legitimization rational (…).



Muy a bote pronto ahora solo podría afirmarse que la propuesta de Dror sobre el perfil a seleccionar tiene que esperar, pero no obviarse totalmente a pesar de algunas objeciones para el neoconductismo. Y de otra parte hay que usar remedios tecnológicos para controlar y hacer más predictible el comportamiento, pero con la mirada de que sería un fracaso que la solución final estuviera en la sustitución del político-administrador  por la máquina.-

Comportamiento político-administrativo: predictibilidad y control (3)

Hablando de tecnología aplicada, hemos leído  que la Consellería de Transparencia de la Generalitat Valenciana ultima la puesta en marcha de un sistema informático que permita establecer alertas automatizadas sobre procedimientos de la administración que funcionen de manera irregular. Se trata de informatizar una serie de indicadores, desarrollar algoritmos y automatizar estas alertas para que los inspectores puedan actuar antes de que sea demasiado tarde. Un mecanismo – pionero en España eficaz partir del año 2018 y con un coste de 150.000 euros  - capaz de detectar malas prácticas, golferías y pillajes, entre los altos cargos que avise del  fraccionamiento  de contratos de forma indiscriminada o de incompatibilidades en puestos directivos.
El sistema se integra por dos ámbitos, uno puramente tecnológico y otro cualitativo. Mientras que el tecnológico se ocupa de crear alertas automatizadas de procedimientos irregulares, el  cualitativo  investigará sobre los potenciales  riesgos de transgresión  para su inclusión  en la aplicación con el fin de identificar las anomalías en las recurrentes áreas de personal, contratación o gastos de representación.
A la par seguimos leyendo que el Consell multará a los altos cargos que se reúnan en secreto con lobbies cuya actividad también será objeto de regulación.
Plausibles medidas de prevención ya que las sanciones no son suficientemente disuasorias. Por el momento, y a la espera de algún dato de implementación para su día, merece recordarse para su relación que  notables  politólogos como Dror al analizar la necesidad de capacidades y conocimientos del alto funcionariado , de muestra contario a la elaboración de  test de personalidad, dada la poca fiabilidad especifica que suponen las pruebas hasta ahora practicadas. Por ello hasta un mayor desarrollo de la descripción de la personalidad y su relación con el comportamiento ante tareas complejas, se muestra más partidario de la extensión de los periodos de prueba o de una evaluación más sofisticada.
Pero esto no casa con que además de las no pocas dimisiones y ceses producidos en lo que llevamos de XI legislatura autonómica y otras que deberían haberse producido, hoy podamos  leer  que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha obligado a cinco empresas del sector público de la Generalitat Valenciana a difundir, en el plazo máximo de dos meses, el número de trabajadores en plantilla, los requisitos para acceder a cada puesto de trabajo y la retribución económica de todos sus empleados. La finalidad del demandante es la  arrojar luz sobre los sistemas de contratación de personal de este sector de complacencias  para que se conozca “cuántos trabajadores están en nómina, qué es lo hacen y qué méritos acreditaron para ser contratados y el cómo y cuánto de sus  retribuciones”.
La noticia  denuncia el agujero negro  que rodean al sector público valenciano en el que los altos cargos anteriores  continúan trabajando en las mismas empresas públicas que dirigían pero ahora como personal laboral, para obviar así el régimen de cese inmediato de los directivos.
Sobre este particular habrá que recordar  que la cuestión de  las relaciones de puesto de trabajo (RPT) es materia regulada en el artículo 42 de la ley de función pública valenciana y en todo caso ahora también básica en el EBEP. Es conocido el daño que ha supuesto al sistema de empleo público el que el artículos 15 (como sí sucedió con el 16)de la ley 30/1984, no tuviera ese carácter, ni tan siquiera en la reforma de 1988, tras la crucial STC  99/1987. Y de aquellos polvos de la transición anticorporativistas, han venido estos lodos, fangos y ciénagas tan habituales en los sectores públicos empresariales y fundacionales especialmente.

Comportamiento político-administrativo: predictibilidad y control (2)


Ahora parece que con la gestión de la miseria económica la corrupción está más en torno hacia el nepotismo político, clientelismo, botín,  pero de los más próximos al gobierno. Como tuvimos ocasión de decir, en el periodo actual (2007-¿?) de deconstrucción político-administrativa el aumento de la designación política de cargos administrativos de interfase, el  spoil system encubierto, el reparto del botín administrativo incluyendo la contratación administrativa. Total,… la administración de la miseria.
 Parece que esto sucede porque también que está fallando la estrategia coercitiva para la prevención  Pero la cuestión merece también recordar  que el artículo 405 del Código penal en su redacción de  2015  dispone que  “A la autoridad o funcionario público que, en el ejercicio de su competencia y a sabiendas de su ilegalidad, propusiere, nombrare o diere posesión para el ejercicio de un determinado cargo público a cualquier persona sin que concurran los requisitos legalmente establecidos para ello, se le castigará con las penas de multa de tres a ocho meses y suspensión de empleo o cargo público por tiempo de uno a tres años”.
Y el siguiente artículo 406 que “La misma pena de multa se impondrá a la persona que acepte la propuesta, nombramiento o toma de posesión mencionada en el artículo anterior, sabiendo que carece de los requisitos legalmente exigibles”.
Una justificación estaría en que nuestra constitución establece una quimera cada vez más ilusoria en su artículo 35- 1 al proclamar que todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.
Se puede imputar el problema del desempleo a múltiples causas populistas, pero todo apunta a que por la acumulación de destructores del empleo tipo (jornada completa, a tiempo indefinido y el mismo para toda la vida)  las personas están dispuestas a jugársela con la cárcel cuando se juega con la sal y el pan. Pensemos sobre todo en algo insoslayable de hoy e incluso propiciado  políticamente: los avances de la automatización, afectan ya a los trabajos administrativos  (tan solo en EEUU, entre 2,2 y 3,1 millones de puestos de trabajo están amenazados por las tecnologías de automatización impulsadas por la inteligencia artificial). En un documento titulado "Inteligencia artificial, automatización y la economía", la Casa Blanca afirmaba que "en lugar de confiar en reglas diseñadas explícitamente por programadores, los programas modernos pueden aprender de patrones de cualquier información que encuentran y desarrollar sus propias reglas para saber cómo interpretar los nuevos datos.
Esta tecnología permite  que la inteligencia artificial puede resolver problemas y aprender con muy poca interacción humana, pudiéndose sustituir a los oficinistas que se dedican a escanear y leer documentación de registros hospitalarios como historiales clínicos, las lesiones en el lugar de trabajo y los procesos administrados con el fin de establecer los pagos y detectar posibles fraudes. El sistema posee una "tecnología cognitiva que puede pensar como un ser humano", lo que le permite "analizar e interpretar todos los datos, incluyendo textos no estructurados, imágenes, audios y vídeos".
Pero la inteligencia artificial introducirá en modo de prueba un sistema de inteligencia artificial que ayude a los funcionarios a redactar las respuestas de los ministros durante las reuniones del gabinete y las sesiones parlamentarias. De esta forma, aspiran a reducir el cuantioso número de horas que los burócratas pasan preparando las respuestas de los ministros. Si tiene éxito, la iniciativa podría ser adoptada por otros organismos gubernamentales.
¿Cuándo esto sea universal, cuanto valdrá un puesto de empelado público no reemplazable por maquinas? ¿Qué será del artículo 405 del código penal?
.Así que resulta sociológicamente pavoroso por alarmante y cierto que a  nivel mundial, la mayor preocupación de las personas es el desempleo en su país, pues el 38 por ciento de la población mundial vive con angustia la posibilidad de perder su trabajo, revela el último informe de la casa encuestadora Ipsos, titulado ¿Qué es lo que preocupa al mundo?. Luego ya viene la pobreza y desigualdad social, la corrupción financiera y política, el crimen y la violencia y  la salud (cuestiones todas ellas político-económicas). El informe también revela que 63 por ciento del total de la población mundial opina que en su país la dirección política  va por el camino equivocado.
La alarma y pavor se justifica  en que  lo que  está al servicio del mundo, es decir la economía y la política, es precisamente lo que produce su caos y destrucción. Es como si la religión sirviera para enfrentar a los pueblos.

Comportamiento político-administrativo: predictibilidad y control (1)


Desde del post ¿Podemos terminar con la corrupción en la Administración?: El último dominó de este blog de 17 de julio de 2014  hasta hoy mismo, no paramos de leer noticias sobre la corrupción pública. Las expectativas se han superado con mucho con la realidad. Allí decíamos (…) En cualquiera de los casos, los sistemas caóticos per sé, terminan autodestruyéndose por mor de las entropías endógenas, por ello es de esperar que corrupción, como las mafias, el crimen organizado, las sectas,  suelen acabar comidas por sí mismas  por una suerte de  teoría del domino, en las unos arrastran a otros.  ¿Quién será el próximo o el seis doble  en el último dominó? (…)
Como una suerte de apertura de la caja de pandora, de sálvese quien pueda, además de la buena gestión policial y judicial, parece resultar que eran muchos los que vivían al pairo de la corrupción y que la bonanza económica de aquellos años estaba bien engrasada con esta suerte de acicate de la economía, además de por sí ser una buena parte de aquella economía.

  En nuestra ejemplar cultura occidental Europa también nos despertamos con equivalentes  noticias. Parece que en Ucrania, una de las fuentes de ingresos para los profesores universitarios son los pagos informales de los estudiantes. Un tribunal finlandés sentenció a un ex jefe policial antinarcóticos de Helsinki a  diez años de prisión por operar una red de tráfico de drogas mientras ocupaba el cargo, en un inusual caso de corrupción entre servidores públicos del país. Asuntos recientísimos turbios también afectan a la ministra de reformas administrativas griegas, al primer ministro de Francia.

 El martes pasado  el Gobierno rumano aprobó por vía de urgencia un decreto ley que despenaliza los casos de corrupción si causan pérdidas al Estado por debajo de 44.000 euros. La presión popular ha hecho posible su derogación inmediata.  Cada día parece más cierta la tesis de Gaetano Mosca en sus Elementos de Ciencia Política de  que en cualquier régimen político, las elites políticas y económicas se adaptaran a cualquier nuevo sistema con tal de perpetuarse. Cuando vean amenazas su existencia o estatus por una presión social irreprimible, cederán la mínima parte de poder para hacer cesar la presión, y siempre con la intención de recuperar la parte cedida. Incluso se mimetizarán en formas y estructuras democráticas o revolucionarias con respecto al status quo de origen.
Es digno de aplauso que la Audiencia provincial de Valencia ha abierto la puerta a que personas condenadas por delitos de corrupción ingresen en prisión cuando la sentencia sea ratificada por órganos jurisdiccionales superiores aunque se fijen penas iguales o inferiores a los dos años de cárcel, según sea el tipo de delito cometido y la alarma social que hayan generado estas investigaciones.
Además, la Fiscalía de Valencia también solicitará la ejecución de sentencia, una vez sea firme, y que personas condenadas por delitos económicos, sean públicos o privados, ingresen en un centro penitenciario aunque la sentencia establezca una pena inferior a dos años de cárcel. La única excepción se aplicará en las conformidades, es decir, cuando un condenado acepte el relato de las acusaciones y devuelva todo el dinero, puntualizaron fuentes del ministerio público.

jueves, 19 de enero de 2017

novagob


He sido invitado a ser miembro de novagob y publicar este blog dentro de su espacio, además de este que utilizo.

Novagob es la red social de la administración pública en español, es una oportunidad para innovar el sector público mediante el trabajo colaborativo de las personas que trabajan en el sector público.

Estas son sus tres características prinmordiales;

Ø Está orientada a líderes públicos, profesionales del sector privado y miembros del ámbito académico comprometidos con la mejora del sector público.

Ø Compuesta por una comunidad de profesionales con una visión colaborativa y abierta de la innovación.

Ø Enfocada a conectar a los profesionales del sector público en español, especialmente en Latinoamérica y España



 Este es su link http://www.novagob.org/  y animo a su visita habitual.


martes, 10 de enero de 2017

Ciencia, burocracia y democracia en las políticas públicas: factores actuales para el análisis y evaluación

Este es el título de un último trabajo  elaborado por y publicado en el número 7 de 2016 de la  Revista de Evaluación de Programas y Políticas Públicas (Journal of Public Programs and Policy Evaluation) que edita  el Departamento de Economía Aplicada y Estadística  de  la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UNED.
Este trabajo en buena parte es una continuación de Evolución de modelos y enfoques para el análisis de la “acción pública”: del discurso a una nueva dinámica normativa  publicado en  Gestión y Análisis de Políticas Públicas. Nueva Época, nº 12  (2014).
 
Ambos trabajos pueden encontrarse en apartado de publicaciones de este blog y su resumen  es el que sigue;
 
La evaluación de las políticas  públicas  tiene por objeto investigar si los medios  político-administrativos aplicados a la resolución de los problemas sociales, permite  la consecución de los objetivos asignados. Se trata de analizar en términos de racionalidad instrumental  los factores del proceso de  políticas,  para mejorar la acción en cada uno de sus ciclos o fases nuevas.
La evaluación científica en  tiempos del Cross Modern está todavía condicionada  por los factores   ciencia, burocracia y democracia. Lo tiempos que ya vivimos caracterizados pro al complejidad, diversidad/fragmentación y dinamismo, .conllevan incertidumbres que exigen una intelección sinérgica de dichos factores tanto en su formulación como en su implementación.
 

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Promesas electorales, discurso partisano y dinámica de las políticas (y 3)

De León señaló como dificultades más comunes que se oponen a la terminación de las Políticas Públicas las siguiente;
·       Renuencia intelectual, por parte de quienes están involucrados emocionalmente. Pocas personas desean oír fallos o grandes cambios en programas que han sido diseñados para funcionar.
·       Permanencia institucional, derivada del hecho de que las organizaciones especializadas están diseñadas para durar.
·       Conservacionismo dinámico, practicado por las organizaciones que adaptan su funcionamiento con el fin de sobrevivir.
·       Coaliciones antiterminación, provocadas tanto por la burocracia interna como por los beneficiarios externos.
·       Obstáculos legales que puedan impedir una decisión de terminación arbitraria.
·       Altos costes políticos.

Pero una mirada más aguda también añadiría otras restricciones para una decisión de alta racionalidad instrumental. Por ejemplo tendríamos entre las  siguientes;

§  La falta de concordancia entre el ciclo político, el presupuestario y el ciclo vital de las políticas.
§  El predominio en él análisis de políticas de la política frente al conocimiento. (vid. en entradas anteriores sinópticos vs. antisinópticos)
§  La lucha de intereses en la arenas  de las políticas redistributivas (las políticas determinan la política en términos de Lowi)
§   Las dependencia histórica (Path dependency).  
§  La ausencia de evaluaciones con propósitos abiertos de mejora, conocimiento y responsabilidad.
§  La falta de originalidad y de reflexión en la momento  político para proponer políticas nuevas, es decir, que ofrezcan programas sustitutivos y altamente innovadores en términos de valor público respecto del estatus previo.
§  La escasa institucionalización del análisis de políticas y las dinámicas metaevaluadoras.

A todo esto nótese  como especial causa los escenarios de actitud perversa y desviada en la gestión pública y en las redes de actores colaboradores ocasionales de la gestión de los servicios y la coadyuvancia que supone la falta de decisión para mejorar la contratación pública. Con lo que ha llovido al respecto en estos años la UE termina de recordarnos la necesidad de acabar con los contratos públicos sin publicidad para que no sean adjudicados de manera directa, ya que para  Bruselas seguimos sin un marco coherente de contratación que asegure una transparencia suficiente y la coordinación entre todas las autoridades y entidades contratantes.  
Que un gobierno no haga las cosas como debe hacerse es malo, que la oposición no lo denuncie, también lo es. Pero que esta última al alcanzar el gobierno sigue haciendo aquello que recrimina es muy sintomático de aquello que nos decía  Crozier en los ’70, de que una sociedad nos e cambia por decreto.

Promesas electorales, discurso partisano y dinámica de las políticas (2)

En la era expansiva económica y de fácil recurso al déficit no era frecuente que muchos programas públicos se terminaran, se trataba más de cambiar el cómo y el quien en función del clientelismo político. Ejemplo claro era la política de fomento y en especial las subvenciones en la cultura. Las Ciencias de políticas enseñan que una vez empezadas las políticas estas tienen vida propia: desarrollan organizaciones, contratan personal, crean una clientela que depende del programa y a la postre son relativamente pocas las que se terminan, sin más, justificándose su existencia más por dinámicas de cubo de basura o de mero incrementalismo. Tras la crisis económica y las restricciones al déficit la dinámica ha estado también en torno a su mantenimiento pero con una clara dinámica decrementalista. Haces menos, hacer lo que cueste menos, hacerlo a través de otros y si es posible dejar de hacer o que lo hagan otros. Ejemplos son la NPR americana y la desactivación de programas federales a favor de los Estados y en la OCDE-UE el recurso a las colaboraciones público-privadas; outsourcing, mecanismos  tipo mercado; copagos, gestión indirecta,…
En una situación de aceptable estabilidad para la gobernabilidad socio-económica, desde el punto de vista meramente técnico-racional cabría suponer que, tras la evaluación de un programa, se debería optar por la continuidad, la redefinición, transformación, sucesión o la extinción, pero la praxis demuestra que existe una notable dificultad en que los programas terminen sin más a pesar de que su evaluación sea negativa o que haya desaparecido el problema que se pretendía resolver.
Es más habitual la transformación redefinición del problema y la sucesión de una política por otra, antes que su desaparición. Institucionalmente la adopción de la alternativa, es propia de los decisores políticos, pero  no está  exenta de la influencia de los empleados públicos, ni de los beneficiarios del programa.